Consejos, Decoración

Ropa de cuna y cama esencial para tus hijos

Ropa de cuna y cama esencial para tus hijos

Ropa de cuna y cama esencial para tus hijos. Ya sea que se trate de una cuna para tu bebé, un convertible o una cama infantil o juvenil, la cama de tu hijo es un lugar donde (se espera) van a pasar mucho tiempo durmiendo profundamente cada noche. Así que es especilamente importante asegurarse de suministrarle los elementos necesarios para la cuna/cama de tu hijo tratando de maximizar todas sus posibilidades para que disfrute de los sueños más dulces.

1- Elegir la tela de ropa de cuna del bebé más ligera.

Evita todo aquello que pueda dificultar regular su temperatura durante la noche. En la cuna, no debería haber nada que no sea una sábana sobre el colchón por razones de seguridad.

Ropa de cuna y cama imprescindible para los niños
Ropa de cuna y cama imprescindible para los niños

2- Asegúrate de que la ropa de cama sea cómoda!

La piel de un bebé es especialmente sensible, por lo que hay que hacer especial incapié pensando en la tela. El algodón es una gran opción. Además, comprueba el contenido de fibra de cualquier cuna del bebé para asegurarte de que no hay nada a lo que tu pequeño sea alérgico, como la lana o las fibras sintéticas.

3- Elige las sábanas del tamaño adecuado y asegúrate de que encajan en la cuna/cama perfectamente.

Si las sábanas son demasiado pequeñas sobresaldrán de las esquinas y si son demasiado grandes se amontonarán creando un manojo. Ahórrate los dolores de cabeza pensando en el color de las sábanas y hazte con un conjunto que se ajuste adecuadamente. Además, esto permitirá que sea más fácil para los niños cuando llegue el momento en que puedan hacer su propias cama.

Ropa de cuna y cama imprescindible para los niños
Ropa de cuna y cama imprescindible para los niños

4- Piensa en lo fácil o difícil que será para limpiar.

La ropa de cuna o de cama se puede ensuciar tan rápido como decimos «vaya» (o alguna otra palabra de cuatro letras). Ya se trate de un accidente del bebé o de uno de los niños porque ha derramado algo en su cama, la ropa de cama debe ser fácil de limpiar ya que eelo te ahorrará tiempo y os hará la vida más fácil a todos. Y, a menos que estés buscando perder tu propia cordura, mantente alejado de ropa de cuna o cama que se lave únicamente en seco.

5- Escoger la ropa de cuna o cama para niños es el lugar ideal para tomar riesgos cuando se trata de color, modelo, etc …

¡Les encanta! además es mucho más fácil y más barato reemplazar la ropa de cama una vez que tu pequeño crece, que tener que pintar sobre un mural decorativo elaborado en la pared. Si tu hijo quiere ropa de cama con dinosaurios o robots, ve a por ello.

Ropa de cuna y cama imprescindible para los niños
Ropa de cuna y cama imprescindible para los niños

6- Deja que tu hijo de su propia opinión.

Reduce las opciones a unas pocas para que se sienta cómodo (tanto en el diseño como en el precio) y luego deja que ellos decidan. Esto les ayudará a sentirse más conectados con su nueva cama. Nada hace que un niño se sienta más a gusto en la habitación que tener propias sus aportaciones creativas.

Tener estos consejos en cuenta puede ayudarte a tomar las mejores decisiones cuando se trata de productos suaves para tus hijos. La ropa de cuna o cama es una gran manera de personalizar cualquier habitación de bebés, habitación para niñas o habitación infantil. Y es una manera mucho más fácil para dar personalidad a una habitación que cambiar todos los muebles.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.