Consejos, Decoración

Escoger el color ideal para el cuarto de tus hijos

Escoger el color ideal para el cuarto de tus hijos

Escoger el color ideal para el cuarto de tus hijos. ¡Claro! es encantador cuando el color de los niños se encuentra fuera de la estética predominante del momento. Pero, cuando se trata de combinaciones de colores de pintura de tu casa, quieres asegurarte de que estás tomando la decisión correcta antes de emepezar a pintar. Con un montón de opciones de pintura a lo largo del pasillo, ¿cómo puedes encontrar el color correcto cuando se trata de volver a la decoración de un cuarto de juegos, habitación de un bebé o la habitación infantil? Aquí os dejamos algunas ideas brillantes que tendrás que preguntarte a tí mismo con las preguntas correctas.Aquí os aconsejamos sobre algunas zonas que se pueden considerar y la disposición de tu espacio.

[ultimate_heading main_heading=»1- Piensa en cómo vas a utilizar ese espacio.» heading_tag=»h4″][/ultimate_heading]

Los colores tienen un impacto importante en la sensación general de una habitación.
Los colores frescos suaves (pensando en el lado azul de la rueda del color) se sienten más relajantes y tranquilizadores, y funcionan mejor en espacios en los que se desea descansar como un dormitorio o cuarto de niños.
Los tonos azules son algunas de las opciones de pintura más populares para el dormitorio.
Mientras que los colores dramáticos como los rojos, naranjas y amarillos son estimulantes y funcionan perfectamente para una sala de juegos, ten cuidado con lo brillantes que sean o bien opta por un tono más suave de estos mismos colores. A veces puede ser más estimulante para los más pequeños.

Escoger el color ideal para el cuarto de tus hijos
Escoger el color ideal para el cuarto de tus hijos
[ultimate_heading main_heading=»2- Reduce las opciones antes de ir a la tienda.» heading_tag=»h4″][/ultimate_heading]

Es fácil sentirse abrumado por la gran variedad de colores de pintura. Respira profundamente y ten en cuenta estos conceptos a la hora de elegir los colores de pintura.
Es probable que no estés pensando en los colores por sí mismos en la rueda del color (rojo, naranja, amarillo, verde, azul, índigo y violeta). Averiguar qué colores no quieres ayuda a clarificar tu búsqueda al llegar a la tienda.
¡Inspírate! Ya sea con Pinterest, hojeando tus catálogos favoritos, leyendo revistas de decoración, o incluso con un trozo de tejido y sus posibles combinaciones de color que ya has visto combinadas y te gustan.

[ultimate_heading main_heading=»3- Obtener muestras de color y probarlas.» heading_tag=»h4″][/ultimate_heading]

¡Este debería ser un paso imprescindible! De hecho, es una de las partes más importantes del proceso. Hay que comprobar como se ve el color en la habitación, cuarto de niños o sala de juegos para los niños antes de aventurarte.
Pintar una muestra de un tamaño adecuado de los principales colores que estás teniendo en cuenta para la habitación, además de los colores acentuados incluyendo las opciones para el color del techo, moldes u otros elementos arquitectónicos.
Este es el momento de ser experimental. Nunca está de más lanzarse por un color comodín en este paso, ya que te podría encantar el resultado.
Asegúrate de dejar las muestras durante unos días. Es necesario ver los colores en diferentes momentos del día (mañana, tarde y noche). Recuerda que la luz natural muestra la versión más verdadera de cualquier color elegido. Y no olvides comprobar el color de noche también. Ver que aspecto tiene con las lámparas o bombillas que vas a utilizar en la habitación te puede servir de mucha ayuda.

Escoger el color ideal para el cuarto de tus hijos
Escoger el color ideal para el cuarto de tus hijos
[ultimate_heading main_heading=»4- Elige el acabado de la pintura con cuidado.» heading_tag=»h4″][/ultimate_heading]

Los diferentes acabados de pintura tienen distintos usos, por lo que es importante conocer las diferencias.
La pintura mate tiene una textura aterciopelada y oculta las imperfecciones en las paredes y techos, pero puede ser difícil de limpiar.
La laca sintética o satinado tiene una ligera reflectividad, pero es duradera y fácil de limpiar. Se utiliza más comúnmente en las paredes y también oculta las imperfecciones.
El semibrillo y pinturas lustre son los más reflexivos y hacen resaltar los defectos en la superficie de lo que estás pintando. Así que es mejor para zócalos, molduras y puertas. Es muy resistente y aguanta bien después de múltiples limpiezas.

[ultimate_heading main_heading=»5- Escoger los colores para acentuar.» heading_tag=»h4″ margin_design_tab_text=»»][/ultimate_heading]

Habrá otros colores que deseas utilizar en la habitación. No sólo vas a necesitar otro color de pintura para las molduras, zócalos y marcos de las ventanas, también tendrás que tener en cuenta los colores para la ropa de cama y hasta los muebles del cuarto decorativos.
Piensa en la rueda del color: Los colores opuestos entre sí en el círculo cromático son ideales para jugar el uno del otro.
Mantenerse dentro de la misma tonalidad de color, al igual que la decoración en diferentes tonos de azul, creará una sensación de tranquilidad y serenidad.
El uso de colores fríos en general también ayuda a expandir un pequeño espacio, lo que hace que una habitación parezca abierta y aireada. Recuerda que los colores cálidos se complementan con los colores fríos y viceversa.

Escoger el color ideal para el cuarto de tus hijos

Esperamos que estos consejos te hayan ayudado a lanzarte a la hora de elegir la pintura perfecta para ese espacio. Y no tengas miedo de dejar que los más pequeños den también su propia opinión. Esto les ayudará a sentirse aún mejor en ese lugar del que también han sido partícipes.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.